Neurocobranzas

Devele los Enigmas sobre el Control de Humanos

Cuando nos preocupamos y nos angustiamos, nuestro cerebro genera cortisol, mejor conocido como la hormona del estrés.

 

Cuando esto pasa, se reducen las funciones relativas a la conciencia, la empatía, la ética y la moral. Como resultado, la persona se cierra automáticamente a la negociación. No obstante, bajo escenarios de optimismo, fe y esperanza el cerebro genera oxitocina, reduciendo significativamente los estados de defensa y confrontación. Como expertos en cobranzas podemos conectarnos correctamente con las emociones del deudor y averiguar todo lo relativo a sus gustos, deseos y que temas, asuntos o cosas pueden emocionarlo. Con Neurocobranzas podemos promover científicamente resultados favorables a nuestros objetivos afectando el comportamiento de nuestros clientes.

 

A lo largo del seminario los participantes aprenderán a:

 

  • Optimizar sus habilidades y destrezas en el campo de la neurocobranzas
  • Incrementar el poder de la persuasión
 

  • Manipular la emociones de su cliente
  • Lograr gestiones exitosas con el uso de las más avanzadas técnicas de negociación

 

DURACIÓN: 8 HORAS

 

Dirigido a

Líderes de Empresas
Directores
Tesoreros
Contralores
Gerentes
Coordinadores
Jefes de Departamento
Supervisores
Personal de Cobranza

Las emociones son las causas más profundas de nuestras decisiones. Aprenda a Manejarlas